Los hábitos de búsqueda, decisión y compra de los clientes han cambiado en los últimos años. Por eso es que las empresas de construcción deben adaptarse a los nuevos canales de comunicación para hacerle frente a sus competidores y crecer dentro del mercado. La metodología del Marketing Inbound representa la evolución dentro del marketing digital. Es la clave para lograr un salto y ganar nuevas oportunidades de venta.

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Marketing Inbound es una metodología que abarca distintas técnicas del marketing digital y de la publicidad. Tiene como objetivo atraer a nuevos usuarios y convertirlos en clientes a través de contenido de calidad.

A diferencia del Marketing tradicional que se basa en mecanismos de persuasión y repetición, el Marketing Inbound busca atraer a los compradores de forma espontánea. Ahora son los  los que tienen el control y la capacidad de elección porque pueden buscar información sobre distintos productos sin la necesidad de intermediación por parte de un vendedor.  El Marketing Inbound busca entonces generar contenido de calidad que atraiga espontáneamente a los clientes potencialmente interesados en el servicio que se ofrece.

¿Cómo funciona el Marketing Inbound para empresas de construcción?

El Marketing Inbound se estructura en base a diferentes etapas que unifican los procesos de marketing y ventas con el objetivo de transformar clientes potenciales en compradores. Esto se realiza mediante el intercambio de contenido de calidad a través de las distintas plataformas digitales utilizadas por los usuarios (blogs, las redes sociales, el mailing y los sitios webs) .

Hoy en día, la industria de la construcción abarca diversos rubros y empresas lo que implica una gran diversidad y competencia. Los usuarios realizan la búsqueda de información a través de Internet y en base a eso deciden su compra o contratación. El Inbound Marketing pretende lograr que el contenido o el servicio que una empresa ofrece en Internet no sólo esté visible y sea fácil de encontrar por parte de los usuarios sino que además aparezca dentro de los primeros puestos de los buscadores.

¿Cúales son las etapas de la metodología del Marketing Inbound?

El Marketing Inbound plantea cuatro etapas fundamentales estructuradas en base al proceso de compra que atraviesan todos los usuarios. En cada una de las fases se emplean distintas técnicas y recursos en base a las necesidades de los usuarios.

Fase 1: Atraer tráfico

En esta primera etapa el objetivo es atraer a los usuarios hacia nuestra página web o blog mediante contenido que esté ajustado a sus necesidades e intereses.

Es de suma importancia determinar cuales son los problemas o necesidades de nuestros usuarios y ser capaces de ofrecerles información de utilidad.

Dentro de esta fase es importante que el contenido sea de calidad y que además esté optimizado con una estrategia SEO que ayude a que los usuarios encuentren más fácilmente nuestro contenido.

Fase 2: Convertir visitantes en leads

En una segunda fase el objetivo es la conversión. Una vez que logremos atraer a usuarios hacia nuestro sitio, el objetivo es convertirlos en leads. Esto implicaría que pasen de ser usuarios desconocidos a ser usuarios identificables con nombre, apellido, dirección de email, edad, etc.

Para lograr que los usuarios nos den esta información para nuestra base de datos, debemos ofrecerles algo a cambio. Esto se realiza mediante la oferta de contenidos descargables como ebooks, infografías, checklists,etc. De esta manera, los usuarios nos proveen sus datos personales en un formulario. alojado dentro de una landing page, a cambio de contenido de interés para ellos.

Fase 3: Madurar y calificar leads 

Una vez que se obtienen los primeros datos de los leads, es necesario determinar cúales son potencialmente valiosos a nivel comercial. Para eso, se debe acompañar a los leads durante el proceso para  prepararlos y madurarlos hacia el objetivo final: la venta de un producto o servicio.

Para ello, se llevan a cabo dos acciones fundamentales. Por un lado, el “lead nurturing” que implica el envio de mailings con contenido y ofertas personalizadas para “madurar” y acompañar a los leads. Por otro lado, el “lead scoring” que implica la calificación y puntuación de leads en base a su potencialidad de compra.

Fase 4: Deleitar.

La metedología de Marketing Inbound finaliza con la etapa focalizada a la fidelización de los clientes y a conservar una relación fluída para que los propios clientes se vuelvan los promotores de nuestra marca.

Las empresas de construcción que ofrecen servicios suelen valorar mucho las recomendaciones de los clientes. Los testimonios y valoraciones positivas suelen ser de suma utilidad a la hora de captar nuevos interesados. Un cliente satisfecho con nuestro servicio es la mejor publicidad para nuestra marca por eso es importante mantener una buena relación con él hasta el último momento, inclusive, luego de concretarse la compra.

Es importante dedícarle un tiempo determinado al análisis de datos durante cada etapa del Marketing Inbound. Uno de los beneficios que tiene esta metodología es que permite medir los resultados de cada acción concreta que se realiza y en base a eso poder realizar las correcciones necesarias.

La metodología de Marketing Inbound para empresas de construcción contribuye al ahorro de tiempo y recursos y además puede ofrecer resultados importantes en el corto, mediano y largo plazo para conseguir nuevos clientes.