Es muy común que en los edificios aparezcan grietas por lo que resulta imprescindible contar con un técnico que nos ayude a inspeccionarlas y evaluar los daños existentes o que puedan llegar a producirse de no solucionar a tiempo el problema. No todas las grietas tienen porque ser peligrosas, pero cuanto antes actuemos menor será el daño ocasionado en la edificación.

Existen dos posibles soluciones a los problemas de grietas estructurales: podemos actuar sobre la propia cimentación mediante un refuerzo con micropilotes o podemos actuar sobre el terreno adyacente realizando inyecciones de resinas expansivas.

MARATUM-Soluciones para las grietas en rehabilitación

 

Micropilotaje

El micropilotaje en rehabilitación es una técnica de refuerzo de cimentaciones ya existentes para corregir posibles patologías debidas a asientos diferenciales en el terreno. Estos pueden aparecer por diversas causas: mal cálculo de la estructura, errónea elección del estrato de cimentación, alteraciones en las proximidades del edificio, ampliación de plantas o variación de cargas, entre otras.

Los micropilotes son elementos longitudinales muy largos con una pequeña sección circular que transfieren las cargas al terreno pudiendo trabajar a compresión, tracción, flexión o cortante. Se realizan mediante perforaciones en el terreno hasta alcanzar el estrato adecuado de cimentación y posteriormente se arman con acero y se rellenan con mortero o lechada de cemento.

 

Inyección de resinas expansivas

Al igual que el micropilotaje, la inyección de resinas expansivas en rehabilitación se lleva a cabo para corregir las patologías de las cimentaciones debidas a asientos diferenciales en el terreno. Estos asientos tienen diversas causas y es muy importante solucionarlos en el menor tiempo posible ya que puede estar en peligro la estabilidad del edificio y la de sus ocupantes.

La resina expansiva es un material para consolidar el terreno que se aplica por medio de inyecciones. Previo a dichas inyecciones, se deberán realizan unas perforaciones semiverticales separadas por una distancia que dependerá del tipo de cimentación y de terreno. En ellas se introducirán unos tubos que se sellarán al suelo para evitar que salga al exterior el material inyectado. Durante el proceso de inyección de resinas expansivas es muy importante controlar el flujo, la presión y el levantamiento realizado.

 

Website Comments

Post a comment