Son muchas las razones por las que se inician las obras de rehabilitación de edificios. En algunos casos estas reformas sólo persiguen fines estéticos, pero en un gran número de casos, la rehabilitación tiene como objetivo solucionar problemas estructurales presentes en el edificio desde que se construyó.

Sin importar el motivo, la rehabilitación de edificios es una excelente oportunidad para incorporar elementos de aislamiento térmico y acústico que mejoren la eficiencia energética de las viviendas.

A la hora de aislar un edificio, uno de los materiales que mejores niveles de aislamiento higrotérmico aporta con un mínimo de espesor son los sistemas de poliuretano. Por ello, no es de extrañar que según la Asociación de la Industria del Poliuretano Rígido (IPUR), el mercado del poliuretano tenga perspectivas de crecimiento superiores al 5% de 2016 a 2021.

 

Soluciones para la rehabilitación de edificios utilizando poliuretano

  • Fachadas rehabilitadas con aislamiento interior

Proyectar poliuretano por el interior es la solución constructiva más apropiada cuando se quiere hacer una rehabilitación integral del edificio. En la rehabilitación de fachadas en las que se considera añadir un trasdosado hay un espacio útil que, inevitablemente, se perderá. Una capa de poliuretano proyectado proveerá de aislamiento térmico y, además, mejorará la estanqueidad.

  • Rehabilitación de fachadas con aislamiento exterior

Una de las soluciones más eficaces a la hora de la rehabilitación de fachadas exteriores es la inyección de espuma rígida de poliuretano. Esta actuación consigue reducir drásticamente las pérdidas o ganancias energéticas y las emisiones contaminantes de los edificios, en otras palabras, puede suponer una reducción del consumo energético entre el 30% y el 50%.

Además, se puede inyectar poliuretano en cualquier fachada de doble hoja, ya sea de ladrillo, hormigón, cemento, yeso laminado, fibrocemento, metal o madera, siempre que disponga de un espacio hueco en el medio del cerramiento (cámara de aire).

  • Rehabilitación de cubierta plana

Los sistemas de poliuretano tienen muy buen comportamiento en cubiertas. Una de las soluciones que se pueden aplicar es la proyección de poliuretano por debajo o por encima de la cubierta de chapa, con esto se consigue mejorar el comportamiento térmico de la cubierta, que en este tipo de cerramientos es muy bajo.

¿Por qué utilizar poliuretano en rehabilitación de edificios?

El aislamiento higrotérmico es lo más importante a la hora de llevar a cabo actuaciones constructivas para mejorar la sostenibilidad de un edificio. Un edificio sostenible es capaz de ofrecer una temperatura confortable a sus ocupantes garantizando un mínimo consumo de energía.

El poliuretano proyectado permite lograr este objetivo con un valor agregado: es una solución que durará toda la vida útil del edificio, no requiere mantenimiento periódico, ni revisiones o ajustes.

Pero, más allá del compromiso ecológico que todos debemos tener con el planeta, es importante tener en cuenta que existe una normativa que debemos seguir para obtener el ahorro energético y aislamiento térmico.

En nuestro país tenemos cuatro estaciones del año bastante diferenciadas (actualmente, al menos, dos de ellas lo están: en verano hace mucho calor y en invierno, hace mucho frío. En primavera y otoño, en cambio, la temperatura es suave y agradable). Por eso es muy importante conseguir un buen aislamiento térmico. Si nuestras casas están bien aisladas, ahorraremos energía.