La aparición de grietas puede ocurrir en cualquier edificio o construcción. Normalmente, las viviendas nuevas suelen presentar pequeñas fisuras que no revisten mayor gravedad. En el caso de construcciones más antiguas, la aparición de grietas representa un problema más grave que debe resolverse inmediatamente. Es importante consultar con un experto para poder determinar su origen y causa y así poder encontrar la mejor solución para su reparación.

 

Identificar el tipo de grieta o fisura

Los términos grieta y fisura suelen utilizarse como sinónimos. Si bien ambas se refieren a hendiduras de diferentes tamaños y grosores que aparecen en las viviendas, no representan la misma gravedad. Resulta entonces fundamental como primer paso, diferenciar entre ambas para poder tomar las medidas adecuadas.

Las fisuras son aquellas que afectan a las coberturas y a los revestimientos mientras que las grietas afectan a la estructura de una construcción.

MARATUM-Soluciones para las grietas en rehabilitación

Las fisuras que afectan al revestimiento suelen aparecer a causa de factores como el cambio de temperatura, la presencia de humedad o por la aplicación de yeso. Este tipo de lesiones no son graves ya que no implican un riesgo a nivel estructural. Las consecuencias son simplemente a nivel estético y pueden repararse de forma ágil.

Las grietas de tipo estructural atraviesan el espesor del muro y pueden afectar la estabilidad del edificio. Los problemas en la cimentación o en el terreno son principalmente las causas que pueden generar su aparición. Éste tipo de grietas deben reparase de forma urgente con la ayuda de un experto que aplique la solución y técnica adecuada.

Características de las grietas

Cómo primer análisis de las grietas, se deben evaluar dos características fundamentales: su inclinación y su profundidad.

La inclinación de las grietas puede ser un indicativo de su causa. En los casos donde el problema tiene que ver con el asentamiento de la zona afectada, la inclinación de la grieta suele ser de 45°. En cuanto a los casos que tienen como origen la dilatación térmica de materiales de construcción utilizados, las grietas suelen ser horizontales o verticales.

La profundidad de la grieta también es un factor importante para identificar. Las grietas superficiales que afectan a la fachada de un edificio son meramente de carácter estético y no representan mayor gravedad. Las grietas que atraviesan el muro son evidentemente de tipo estructural y son las que requieren una solución de fondo e inmediata.

Un buen diagnóstico de grietas permitirá identificar las causas y por tanto buscar la solución correcta que garantice una reparación eficiente. Esta puede lograrse, por ejemplo, mediante el micropilotaje o mediante la inyección de resinas expansivas.

 

Website Comments

Post a comment